Quizás lo has vivido en primera persona o probablemente conoces a alguien que le ha sucedido

En primer, déjame decirte que lo siento enormemente, pues perder a un ser querido siempre es una situación difícil de transitar, pero en estos momentos, mucho más. Así que te acompaño en tu sentimiento.

Me gustaría a través del siguiente post ofrecerte una serie de recomendaciones y consejos para ayudarte a superar esta situación de la mejor manera posible.

Recomendaciones que puedes seguir

  • Respeta el tiempo y la forma que necesites para asimilar tu pérdida. No todas las personas reaccionamos igual ante un mismo suceso, aquí no existe una manera correcta o incorrecta de afrontar la pérdida de un ser querido, todas las maneras de vivirlo son legítimas.
  • Es sustancial que conozcas las posibles reacciones emocionales que es normal que aparezcan ante una pérdida, y que tienen la función de ayudar a las personas a sobrellevar el momento, por ejemplo: shock, bloqueo emocional (no poder llorar, no poder sentir dolor, sentirse congelado/a ante la situación, etc.), negación de lo ocurrido, incredulidad y dudas, no acabar de creerte lo que ha ocurrido, sentir mucha rabia o enfado, notar culpa, hacerte autorreproches, momentos de intenso dolor y pena, desesperanza, sensación de soledad y abandono, etc. También es muy frecuente mostrar pensamientos intrusivos en bucle, que no podemos quitarnos de la cabeza, y expresiones reiterativas.
  • Además, debido a las circunstancias que estamos viviendo y ante la que se ha producido la pérdida, es muy normal que todos estos síntomas se intensifiquen y agudizarse los miedos a la pérdida de la salud, propia o de nuestros seres queridos.
  • Ponerte en manos de un profesional que favorezca que comprendas que el duelo es un proceso, que tiene unas fases y que conocerlas e irlas anticipando y reconociendo ya va a ser algo, en sí mismo, terapéutico, algo que será bueno para ti. Te ayudará a entender que pasarás por ellas y que es normal que te sientas de una determinada manera (con sorpresa/negación, intentando racionalizarlo y comprenderlo, con enfado, con tristeza, con miedo y al final, llegar a la aceptación).
  • Es importante que entiendas que es normal que te sientas cansado/a, que duermes mal, que no tienes apetito o que por el contrario comes mucho para llenar el vacío, que puedes sentir molestias en el estómago o presión en el pecho. También es bastante habitual, tener momentos en los que puede que te desbordes emocionalmente y no puedas contener el enfado o las lágrimas.
  • Del mismo modo, puede ocurrir con bastante frecuencia sentir mucho el vacío pero también la “presencia” de la persona que hemos perdido.
  • Busca en la medida de lo posible apoyo emocional en tus familiares y amigos. Es fundamental en estos momentos sentirnos acompañados, comprendidos y acogidos.
  • Y recuerda que aceptar una pérdida, nunca significa resignarse. Simplemente, admites lo que ha ocurrido, porque este es un hecho que va a cambiar tu vida para siempre, donde hay que entender que ya nunca nada volverá a ser igual, pero que podré seguir adelante y recuperar el bienestar pasado un tiempo.

Pide tu cita ahora y deja atrás la crisis

PEDIR CITA